MENU

Historia

ALL CONTEMPORARY ARTIST ARE POLITICAL

PARTIR
Era 27 de diciembre, en el marco del estallido social, el Cine Arte Alameda, centro cultural que en ese entonces estaba abierto para los rescatistas que curaban a las y los manifestantes heridos, al atardecer se incendia. Una serie de bombas lacrimógenas lanzadas por carabineros hacia el techo desatan el fuego.

A partir de ese hecho surgió la idea de hacer una obra en las ruinas del Cine Arte Alameda y comenzar a invitar a distintos artistas con los que conectamos en preocupaciones y miradas – a veces comunes- sobre el arte y lo político. Todos compartían su atención por el proceso chileno y acompañaban con preguntas y otras formas de calidez. Algunos de ellos donaron obras, que sirvieron para contribuir con insumos a rescatistas y manifestantes, otra parte se usó para construir una parte de esta exposición.
Jugamos entonces con los nombres, la exposición es llamada all contemporary artist are bolitical “todo artista contemporáneo es político”, jugando con el acrónimo A.C.A.B all cops are bastard, o al mismo tiempo todo artista contemporáneo es un bastardo. Como la palabra political está invertida también podría sonar a bolitical que vendría siendo la unión de boludos y políticos, aunque la idea de el acrónimo A.C.A.A.b. Es observar en qué lugar de lo político nos ubicamos cuando decimos que todo arte es político, y finalmente que es ser político en sociedades donde lo político está desfigurado.
COMO
Esta exposición no cuenta con una curatoría vertical, sino con una red basada en artistas que han sido situados o identificados como artistas políticos. Pero ¿somos artistas políticos? ¿Compartimos o creemos a lo que han llamado democracia institucional, a izquierda, estado nación, república o revolución? Nuestra convocatoria parte en primera instancia con la idea de reflexionar, intentar posar la mirada más allá de la emoción que inunda al estallido, esos puntos de inflexión donde las nuevas direcciones posibles aparecen indeterminadas, abismales. Tomar distancia para tratar de encontrar lo distintivo y lo común tras este velo de una realidad que acongoja y no puede sino fijar nuestra atención en lo global, el intento era entonces escapar del reflejo límbico, de lo urgente.
QUIENES
Los primeros en sumarse fueron el Colectivo Democracia, Regina José Galindo, Luis Camnitzer, Frente 3 de fevereiro, Santiago Sierra, Emory Douglas, Jhafis Quinteros, Elina Chuavet, Carlos Altamirano, Juan Castillo, Eugenio Merino, entre otros, ellos recomendaron a otras compañeras y compañeros, amigos como The illuminator, nos contactaron con Guerrilla Girls, Regina con Marilyn Boror, Democracia con Eugenio Merino, Sarah Revoltella, Petr Davitchenko, Arkadi Zaides nos recomendó a Dries Verhoeven, Nuria Guell a Levi Orta, las jóvenes artistas de Chile Loreto Carmona e Isidora Bravo también fueron de las primeras personas en sumarse. Ricardo Palma Salamanca y Saioa Olga los últimos. A veces solo nos llamaba la atención un artista y les invitamos, por mi parte, investigaba y consultaba sobre artistas, naturalmente no todos dijeron que bueno, y los contextos cambiaron, la pandemia evito la exposición en su fecha original, algunos se quedaron en el camino, otros ya no encajaban bien con el carácter más general del proyecto, con la narrativa del montaje. También tres artistas mujeres chilenas invitadas se bajaron cuando me funaron. Ellas sintieron la necesidad de sororizaron contra hechos reprochables que accione machistamente en un momento de mi vida, la funa es absolutamente válida, así como el derecho de aquellas artistas de desvincularse.
La funa me ha llevado en lo personal a trabajar mi individualidad machismo de manera profunda y activa, y lo cual no es un proceso fácil ni rápido, ya que lo patriarcal no es solo una acción de poder, también hay una historicidad propia que sanar. A pesar de todas estas situaciones hemos avanzado madurando y solidificando los lazos y el discurso colectivo de la exposición.

ACERCARNOS
Hemos construido reuniones por zoom y meet con la ayuda de Jocelyn, quien vive en Irlanda y podía traducir en tiempo real para conversar con artistas que no hablan español como Jonas Staal, Petr, Avi mograbi, Khaled Jarrar, Mona and Florin, Mania Akvari, Burhan Ozbilic, Clara Ianni . Transformamos los tiempos para coordinar cada reunión, les planteamos nuestra idea e intercambiamos realidad y perspectivas políticas, con el avanzar cada vez nos dábamos cuenta que el mundo se está devastando de formas muy similares en cada continente, ya sea por el capitalismo salvaje o socialismos obtusos y totalitarios, las ideologías se han transformado en unas sopas donde hay poca posibilidad de creer, la individualidad ha triunfado, la víctima se ha situado como héroe, la hiperdentificacion ha mermado lo colectivo, la punitividad y cancelación de moralinas radicalizadas que bordean los absurdos populismos u ortodoxos fundamentalismos de posturas totalitarias, están creando nuevas formas de fascismos.

TRABAJO
Ningún artista cobro honorarios para esta exposición, todos trataron de pensar obras medianamente económicas, donde pudiera gestionarse el dinero con empresas pequeñas y que entendieran nuestra postura crítica, donde también estuvieron dispuestos a abrir un debate y diálogo reflexivo en cuanto a la necesidad de este arte en un país como Chile. También hay un proceso amplio de autogestión o de una economía colaborativa, redes de amistades que no han parado de ayudar para poder llevar este proyecto acabo. Se costearon los envíos, traducciones, material, gráfico, impresiones, estructuras y mejoras del espacio, producción de piezas, y toda persona que se le ha entregado un trabajo específico para la muestra, ha sido retribuido monetariamente sin regateo, y valorando su participación, compromiso, aportes creativos y técnicos como parte de la muestra.

AGRADECIMIENTOS.

A el productor Cristian Walker, a la jefa de montaje, amiga y asistente personal Andrea Jert, que ha sido parte de muchos diálogos sobre cómo mejorar cada detalle de la exposición, a lo igual que Sergio Parra un amigo incondicional que me ha acompañado en la emoción de sentir que esto se transforme en realidad, vibrando entregándome observaciones criticas como lo ha hecho en gran parte de mi carrera de artista. El maestro Rene o tío Rene, que con él es la tercera exposición que hacemos donde modifica los espacios para poder cumplir con lo solicitado para cada artista estando dispuestos a no dormir con tal de cumplir con las fechas y así una lista enorme de personas dentro de ellas la fundación Alberto Gatica, quien nos entregó el apoyo económico, pero por sobre todos conversaciones de amistad a pesar de la diferencias políticas que podemos tener, en lo humano en lo profundamente humano hay un abrazo cálido, y Factoría Franklin, que no solo han sido generoso el espacio y dándonos plena libertad en su uso y contenido, como también un acoger humano, por medio de Marcela Arias y Tere Undurraga. no puedo dejar de nombrar al equipo y colaboradores Pablo Rivero, Daniel Oliva de Zapik, Paula Serra de bbvinos, Claudia González amiga y periodista a cargo de rrss y contenido, mi gran madre Luisa Salinas, y mi amado hermano Alberto Horno, Sebastián Rodríguez que ya en muchas exposiciones esta a cargo del diseño gráfico aparte de su amistad, María José Quesada y a El mostrador, la alcaldesa Erika Martinez y Caro Hidlago de la municipalidad de San Miguel, Jhony Labra y Lulo arias de la Municipalidad de San Joaquín, destilería Quintal, Juan Jorquera por mi proyecto Point get it back, Daniela Nieto, Tuco Bascuñán impresiones ,Marina González nuestra asistente joven y talentosa, mi hermano Fer Manosalva de Baco imprenta, Susana Giacaman y su red de contactos de la comunidad palestina, Francisco Cáceres con las impresiones 3D, Pablo Pineda programación y un grande en su apoyo, Tito Rosales plotter y obra de Eugenio, Patricio Alarcón, Javi Pérez de enmarcaciones express, Jose Miguel Mardones planos y levantamiento, Leo Contreras, Juan Carlos Oyanedel amistad y apoyo incondicional, Antonio Perasso mi amigo y profesor de meditación, mi sicólogo Manuel Ugalde y mi psiquiatra Josue Leiva, que tratan de mantenerme medianamente bien, dentro de lo que está en sus manos, Carol Ojeda amiga de la niñez que se encargó de las costuras, Samy y Jakin Henriquez comprometidos con el montaje y grandes personas, Fran Vilches mi amiga amada que nos llevó la comida en el montaje con hasta que te encontré lugar para comer, gran amiga y colega Tania González, Mariana Canobra con su cámara de fotos registrando esto con la fe de que podamos sacar un bello libro, Mauro Parra y a la Red, Gonzalo Miralles, programa abriendo puertas para la obra de Nuria y Leo contreras con edición de videos, filmación y siempre ayudando de manera muy humilde, Tuco Bascuñan y studio digital que siempre me aguanta con tanto cariño Camilo Carmona y su compañía y amistad sin igual, y Javiera Márquez que siempre se da el tiempo de entregarme cariño, amor y amistad, al corazón creativo de mi vida Alexandra Von Humel por escucharme y compartir tantas videos llamadas, y a mi Werken Ricardo Inalef por todo su Kimun y kimeltuwun y nuestra comunidad los sin tierra.

PEROS
El COVID-19 nos azoto y también fue ingiriendo en el proyecto, el control social, los toques de queda, el estado de sitio global, la desigualdad en la salud, el confinamiento casi dos años, perdiendo amistades y seres queridos, sin poder expresar nuestro trabajo, sin que nuestra obra se vincule con el público, sin entrar en el dialogo para generar conflictos, emociones diversas. El COVID 19 y el confinamiento expandió aún más la exposición, tomando incluso el cine, la danza, la foto periodista y el teatro en la exposición, compañías de teatros como el trabajo del director Dier Verhoeven, que lo recomendó Arkadi Zaides bailarín de Bielorusia, o la directora de cine Mylene Souley que fue también una de las primeras personas en sumarse, Burhan Ozbilici reportero gráfico de Turquía. Y no es hasta octubre del 2021 donde se suma la banda de música hardcore estadounidense Death of no a Nation para sonorizar con su música las cápsulas que promocionan esta exposición o nuestro colega de Gabón como es el caso de Boris Nzebo.

QUIEBRES
Desde la primavera árabe, a los cambios que ha generado lo político en los últimos 2 años de acontecer que aparecen en nuestra exposición el racismo y el fascismo en Brasil, El estallido racista de Iquique, la migración de eritreos en Israel, la constante violencia policial y militar, los poderes facticos, la volatilidad de los derechos humanos, la fuerza de los pueblos originarios en resistencia y el constante abuso contra ellos, la toma del capitolio orquestada por Trump, la obligación “pasiva” del negocio de las vacunas que a pesar de las solicitudes internacionales las farmacéuticas impusieron las patentes, el difícil panorama económico en china, las inflaciones, los conflictos en medio oriente, el intervencionismo ruso, chino, turco, israelí, europeo y estadounidense en medio oriente y África, las ocupaciones del Sahara, Chipre, Wallmapu y palestina, Kurdistan, Hong Kong y el Tíbet, en el panorama geopolítico, la instrumentalización al pueblo kurdo y algunos sectores resistentes a los diversos imperios y estados, los movimientos revolucionarios contra la estática y totalitaria Cuba, El clasismo, la xenofobia, etnofobia y racismo contra diversos pueblos, el colonialismo que aun remese a los diversos rincones de África, , la victima como héroe, el cuerpo como instrumento de resistencia, atropellado y atropellador, las desesperadas acciones reivindicatorias, los presos en las diversas cárceles sociales, los y las presas políticas, la sexualidad reprimida, el sistema patriarcal, femicidios, la incansable violencia de género, la resistencia y lucha feminista global, el negocio y tráfico de las armas, órganos y sexual, el narcotráfico, la segregación social, marginalidad, la reinserción social de las privadas de libertad y el estigma social, la represión en el Wallmapu, la inestabilidad de los gobiernos, los miedos latentes al fascismo, a los golpes de estado, las dictaduras, a los totalitarismo socialistas como los muros en Rumania de Ceucescu, el capitalismo de Rumania y he la obsolescencia programada en el chile de Pinochet y el mundo, la dictadura y su continuismo. El negocio del arte, el espacio público digital en manos de privados que compiten por llegar a Marte, el neuromarketing, los datos en tiempos de consumo digital en pandemia, las violaciones de derechos humanos en el estallido social en chile, el sufrimiento animal y la naturaleza, la explotación, los daños colaterales, la represión sindical y el conductivismo laboral, la propiedad privada, el hambre, y a pesar de que como dijo Jameson es más fácil imaginar el fin del mundo que el fin del capitalismo” esta muestra está llena de esperanzas, en marcar en imágenes la memoria frágil de nuestros actos, de nuestros errores y la posibilidad de que paremos, pensemos reflexiones y nos modifiquemos, en conjunto en medio de tiempos difíciles y hoy más que nunca nos necesitamos como colectividad en sus singularidades para lo plural, que su sublevan para modificar las verdades, la hegemonía, el tiempo, y la realidad.

DONDE
Cual hormigas asistimos a la fábrica de veneno, asistimos a enunciar nuestros artefactos de muerte.
Estamos en lo que fue una fábrica de TANAX, solo para declarar que existen otros caminos.
No escapamos, representar es siempre político, pero su clave emerge en pregunta.
La respuesta o su intento está quizás en recordarnos hormigas, que construyen juntas caminos, que construyen juntas, algo que se parece a un lugar